centro de bodas blanco - 5 consejos para crear el centro de bodas perfecto

5 consejos para crear el centro de mesa perfecto para una boda

El centro de mesa de la boda es algo que siempre aparece en las fotos de la boda, pero que fácilmente se pasa por alto durante el proceso de planificación. La mayoría de las veces, las parejas lo dejan en manos de sus coordinadores y proveedores. Sin embargo, si estás organizando tu boda tú misma, debes incluir el centro de mesa en tu lista de tareas. 

El proceso es bastante sencillo. Se trata de elegir las mejores flores y accesorios para complementar las mesas de la novia y de los invitados. No obstante, debes pensar mucho en esta tarea, ya que quieres que la ceremonia y el banquete de boda sean memorables para ti y tus invitados.

He aquí, pues, cinco consejos para crear el centro de mesa perfecto para una boda:

1. Manténgase en un tema


Es fácil caer en la tentación de incorporar todas las flores bonitas en el centro de la boda. Sin embargo, es mejor ceñirse a un tema para garantizar la cohesión con los colores de la decoración y el séquito. 

Aunque debe utilizar los colores y tonos del motivo elegido, puede evitar la monotonía añadiendo acentos y otros elementos visuales sorprendentes a la decoración de su mesa.

Por ejemplo, una mezcla de centros de mesa altos y bajos, acentuados con espejos y objetos encontrados, añadirá dimensión y hará que el espacio parezca vibrante y sustancial. Para crear centros de mesa altos, puedes elevar los jarrones para aumentar su altura o utilizar velas.

Pregunte a su floristería de bodas sobre posibles temas que garanticen que su centro de mesa destacará y se convertirá en uno de los puntos centrales del evento. Al mismo tiempo, debe ser coherente con el motivo general de la boda. 

2. Considere el lugar de celebración


Aparte del tema, también debes pensar en el lugar de celebración. No tendrás ningún problema con las flores, ya que pueden embellecer fácilmente cualquier espacio. Eso sí, tienes que tener en cuenta la incorporación de velas y jarrones o cuencos de cristal, por ejemplo, porque algunos lugares tienen normas estrictas sobre las llamas abiertas y los objetos rompibles.

Asegúrate de que tú o tu coordinador confirmáis vuestros planes de decoración con el lugar de celebración. Si las velas de cera no están permitidas, siempre puedes optar por las que funcionan con pilas. Si no se permite el uso de objetos frágiles, los jarrones o cuencos de metal o piedra son una buena alternativa al cristal. Estos pueden seguir dándote el ambiente que has imaginado, al tiempo que garantizan la seguridad y el cumplimiento de las políticas del lugar de celebración. 

3. Piensa en la colocación


La vegetación en la mesa de la boda - 5 consejos para crear el centro de mesa perfecto para la boda

Otro factor a tener en cuenta es la ubicación de los centros de mesa. La mayoría de las veces, se expondrán en las mesas. Por ello, debes tener en cuenta el tamaño y la forma de la superficie donde colocarás los arreglos.

En primer lugar, asegúrate de que hay suficiente espacio para los platos y los cubiertos. Los invitados deben poder sentarse cómodamente sin chocar con los codos de los demás al comer. 

En el caso de las mesas redondas, es posible que quieras limitarte a un solo centro de mesa para evitar que se utilicen zonas que podrían emplearse para la vajilla y la cubertería. Los centros de mesa altos también son ideales, ya que maximizan el espacio vertical. Además, esto facilita que los invitados puedan conversar entre ellos.

Las mesas cuadradas, en cambio, tienen más espacio en el centro, así que puedes aprovechar este hecho colocando un conjunto de flores y decoración en el centro. Incluso puedes optar por tener varios puntos focales para que el montaje sea más interesante visualmente.

Por último, las mesas rectangulares, que se utilizan principalmente para las mesas de las bodas presidenciales, pueden llevar varios centros de mesa. Puedes colocar uno grande justo en el centro de la mesa y llenar el resto del espacio con arreglos más pequeños. Eso sí, recuerda que deben ser estrechos para no saturar la mesa.

4. Elija flores de temporada


Aunque ya tengas una visión de lo que quieres conseguir con tu centro de mesa, debes ser prudente y ceñirte a un presupuesto. Para la mayoría de la gente, gastar demasiado en arreglos florales para bodas y la decoración es poco práctica. 

Afortunadamente, todavía puede llevar a cabo su visión optando por flores de temporada. De este modo, podrá ahorrar dinero y no le resultará difícil buscar proveedores en caso de que necesite más para sus arreglos. 

Las flores más populares durante la primavera son las lilas, tulipanes y magnolias. Considera las rosas blancas, las hortensias y la lavanda en verano, cuando son abundantes. Si quieres celebrar una ceremonia en otoño, tu mejor opción serían los crisantemos, las dalias y las caléndulas. Para bodas de inviernoEn el caso de las flores navideñas, abundan las poinsettias y los claveles. 

5. Añade algunas luces


Las velas y los faroles pueden crear la atmósfera necesaria para una cena romántica. Como ya se ha mencionado, debes coordinar con el lugar de celebración los tipos de luces que permiten. Las luces amarillas de hadas pueden replicar una iluminación ambiental suave. Además, quedan muy bien en las fotos.

Conclusión


El centro de mesa de una boda puede pasarse por alto fácilmente, pero desempeña un papel importante a la hora de crear el ambiente romántico de tu boda. Tanto si haces los arreglos tú misma como si trabajas con un florista, puedes seguir estos consejos para que tu gran día sea memorable para ti y tus invitados.

Imagen principal: Filipp Romanovski; Imagen 1: Jordan Arnold

La Guía del Florista